Lic en Turismo. Viajera por opción. Políglota Especialista en Viajes de Grupos e Incentivos por más de 15 años.

Continuando con este hermoso destino donde hemos viajado un poco por su historia, su accesibilidad, su arte, Florencia es una ciudad para descubrir cada día un poco más, les diría, en cada viaje un poquito más. Muchos afirman que la ciudad tuvo ese auge grandioso gracias a los mecenas de esa época, hablamos de familias ricas quienes patrocinaban artistas financiando, en este caso, sus obras, las cuales la mayoría son iconos en nuestra actualidad, muchas de ellas albergadas en museos europeos. Los mecenas renombrados se localizaban por regiones, como puede ser Los Medici en Florencia, la familia D’Este en Ferrara, los Sforza en Milán o los Gonzaga en Mantua.

Es sabido que aquí mismo nació el desarrollo del arte conocido como Renacimiento, surgieron muchísimos artistas de renombre hoy en día, pero sin dudas uno de los principales es Michelangelo Buonarroti, el creador de la escultura El David, lo podemos apreciar en el Museo la Galería de la Academia, en este lugar podemos encontrar obras de Botticelli, Filippini Lipi, Ghirlandaio entre otros. En una de las salas como eje central nos cruzamos con esta joyita de la historia del arte mundial, que decirles, el tamaño altísimo de una sola estructura de mármol, tallada a la perfección, sin ningún desencanto, hay gente que se queda horas observándola, algo increíble. Este es uno de los museos mas importantes de la ciudad por tal motivo recomiendo comprar online los ingresos, de hecho, evitas filas si lo compras por ese medio. Podemos ver una réplica en la plaza de La Signoria. Aquí, tenemos la Galería Uffizzi, les comenté algo la semana pasada, en este lugar encontramos la famosa obra de Botticelli, La Primavera, este cuadro es a

impresionante desde todo punto de vista, su tamaño supera a cualquier imaginación posible, mide 203cm de alto por 314 cm de ancho, inmenso, está alojado en la sala bajo su mismo nombre, además de encontrar muchas obras mas de este artista tan característico del renacimiento.

Santa María Novella

Esta ciudad en el medio de la Toscana, cuenta con una gran cantidad de Iglesias, su denominador común es la utilización de mármol de Carrara, el mismo se extrae a pocos kilómetros, es una excursión en si misma ir a visitar la cantera. Una de mis favoritas en la de Santa Croce, se construyó sobra la base una iglesia en ruinas. De estilo Gótico-Renacentista, cubierta en su totalidad por mármol, una exquisitez a la visual. La otra construcción del ese mismo estilo que llevo dentro de mi corazón es la Basílicia Santa María Novella, de hecho una de las mas importantes en la ciudad, situada a metros de la estación del Ferrocarril quien lleva su nombre, también su fachada íntegramente cubierta de mármol, increíble, no hay que perdérsela.

Basílica Santa Croce

También me gusta contar algún que otro dato de color en cada destino que he visitado en varias oportunidades, en este caso puntual, creo que tengo la mejor foto de Florencia con el Ponte Vecchio de fondo, pude sacarla gracias a mi caradurez al ingresar a la Societá Canottieri Firenze que queda próximo al puente, el portero era un argentino, y le pedí permiso para bajar al club y poder sacar fotos, una visual increíble.

Ponte Vecchio desde la Societá Canottieri

Recomiendo absolutamente comer pizza al paso, justo en la Piazza del Duomo, ahí esta lleno de pequeños bolichitos donde pedís por porción, bebida, tipo combo, te lo ponen en una bandeja y tienen mesas sobre la vereda, la vista es increíble, detrás tenes El Duomo con su fachada íntegramente cubierta en mármol, ahí, en primer plano, imperdible.

Si de compras hablamos, zona de la Piazza della Repubblica es el point. En sí la plaza es hermosa, rodeada de Bares y restaurantes de primer nivel, uno de sus ingresos esta dado por una gran arco de medio punto espectacular. Encontramos negocios de primeras marcas y aquellas mas accesibles como Zara, HyM, Intimissimi, Calzedonia, Benetton entre otras. Otro lugar comercial, muy pintoresco, es el Mercado Central, lleno de puestitos para comprar alimentos frescos de lo que te ocurra, y fuera del mismo encontramos una feria de productos típicos de la zona, especialmente mucho cuero en cinturones, carteras, camperas y calzado para hombre y mujer, obviamente pasé varias veces por este lugar, fiel a mi estilo de compradora. Estas callecitas, muchas de ellas peatonales, las recorres caminando, son muy tranquilas, cada 100 metros, te topas con una Gelatería, típica de Italia, mi preferido, el chocolate fondante, volvería por muchos más.

Florencia, es una pequeña ciudad si la comparamos con las grande urbes europeas, sin embargo es mi ciudad preferida, sus calles respiran Arte, Historia, Tradición, sentís una gran fuerza en cada una de sus esquinas, sus vistas son increíbles, su gastronomía un 10, pero por sobre todo, su gente, amable y cálida, tengamos en cuenta que recibe millones de visitantes al año, diría, millones de invasores al año, he ido en épocas donde no podes ni caminar por la plaza del Duomo, y otras más tranquilas, pero al final de cuentas, destaco a su gente, por su paciencia, por su recibimiento y su muy buen humor que nos reciben con la mejor sonrisa. Gracias Firezente, Io ti Amo!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here