Profesional de enseñanza primaria. Docente en contextos de encierro. Representante docente JCyD. Directora jubilada.

El termino espejo hace referencia “a una tabla de cristal que refleja aquello que tiene delante”. Esta superficie pulida devuelve la luz y resulta una imagen derecha pero invertida en el eje normal del espejo. Aunque vale aclarar que también los hay curvos que pueden ser cóncavos o convexos.

Aunque la palabra espejo proviene del latín (speculum) también está asociada a un género literario desarrollado especialmente durante la Edad Media donde se detallaban las características morales e ideales a modo de compendio a perseguir y lograr del lado de personas que eran o pretendían ser influyentes en la sociedad de esos tiempos. Claro que dichos escritos no eran para cualquiera, estaban reservados a los maestros, los príncipes y los legos. Por lo general eran escritos por monjes y destinados casi con exclusividad a la nobleza.

Pero desde la antigüedad la literatura estuvo bien cerca de los espejos.

Narciso causaba admiración entre los hombres y mujeres por su belleza, pero  Némesis, la diosa de la venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen, bien sabemos que se dio muerte al verla reflejada en un lago de aguas cristalinas luego de un día de caza. Así quedó prendado de lo que veía.

Su sufrimiento lo llevó a no poder comer y dormir ya que aquella imagen lo atormentaba y desaparecía cada vez que se acercaba a ella. Su propia figura lo hechizó y persiguió hasta el mismísimo Reino de los muertos.

También Medusa probó el poder de los espejos cuando Perseo colocó un espejo de plata pulida delante de la cabeza plagada de serpientes que creaban la cabellera de la temible Medusa. Su espada hizo el resto.

La bruja malvada del espejo fue la encargada de anunciar a la madrastra de Blancanieves “quien era la mas bella de todo el reino” y así nace de la mano de los hermanos Grimm (Jacob y Wilhelm) un relato basado en los celos, un espejo mágico, una manzana envenenada, siete enanitos y un infaltable príncipe.

Los autores de este cuento eran recopiladores de relatos orales, costumbristas y folclóricos, por ello se cree que este estuvo basado en la vida de la baronesa Sophia Von Erthal. Algunas coincidencias lo expresan así, por ejemplo: su padre había vuelto a casarse luego de la muerte de su primera esposa y la opinión de sus súbditos no era la mas favorable hacia esa segunda mujer, el poblado de Lohr donde vivían era un famoso centro dedicado a la cristalería y los espejos y el padre de Sophia era dueño de una de esas fábricas, además el lugar estaba rodeado por un bosque plagado de misterios y sumamente famoso por ser refugio de ladrones peligrosos. Como última coincidencia en él se encontraba una mina donde trabajaban niños en su mayoría a los que la literatura transformó en mineros enanos. Igualmente la vida de Sophia no tuvo el final feliz de Blancanieves (ni la manzana envenenada, ni el príncipe azul salvador). La baronesa quedó ciega en su juventud y murió sola en un convento a la edad de setenta y un años.

Espejos para el mundo de la literatura, reflejos de Borges y su conocida obsesión por sus mágicos destellos. En el Aleph su narrador ve “todos los espejos del planeta”.

Ese objeto misterioso colocó a Alicia de Lewis Carroll en su interior, allí todo formaba parte del mundo del revés.

Una puerta a otra dimensión, un camino hacia la transformación, un reflejo que va mas allá del razonamiento y acerca a la literatura a una realidad alternativa. Laberintos de espejos de  diferentes épocas y autores para perderse en ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here