Periodista. Fueguino por nacimiento y elección

Con más de diez mil firmas (en papel y digitales, a través de Change.org) y un fuerte apoyo de la comunidad fueguina, el proyecto de Ley Malvinas, a poco más de dos semanas de su presentación, ganó lugar en la agenda informativa a la espera de ser abordado por el Congreso Nacional, cuyo ingreso estuvo a cargo de los senadores José “Nato” Ojeda y Julio Catalán Magni.

La iniciativa consiste en incluir en la toma de decisiones a ambas cámaras (Senadores y Diputados) en las resoluciones del Ejecutivo Nacional respecto de cualquier acuerdo internacional vinculado a la Causa Malvinas.

“Todo instrumento jurídico internacional que establezca derechos y obligaciones, sin importar su denominación particular, cuyo efecto y fin involucre directa o indirectamente a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y sus espacios marítimos circundantes, deberá contar con la aprobación del Congreso de la Nación”, reza el primero de los tres artículos del proyecto de ley.

El apoyo en el salón del IPRA, durante la presentación del proyecto, fue contundente: autoridades políticas (entre ellas, el secretario de Representación Oficial para la Cuestión Malvinas, Jorge Argüello) dieron absoluto sustento, con una masiva participación, pero además formó parte del encuentro el Centro de Veteranos de Guerra “Malvinas Argentinas” que, ubicado en la primera fila, ratificó el mensaje de toda una provincia.

El acto contó con la palabra de la Gobernadora de Malvinas y Tierra del Fuego, Rosana Bertone, quien realizó un repaso de cómo se gestó el proyecto, el 20 de diciembre de 2018, cuando Veteranos de Guerra, representantes de los tres Ejecutivos municipales y legisladores confluyeron en un encuentro, en la ciudad de Ushuaia.

La iniciativa del gobierno nacional se erige como una defensa de la soberanía nacional y un claro objetivo de incorporar voces (las del Congreso Nacional) a las decisiones del Ejecutivo Nacional; ante una Cancillería (ejercida por Jorge Faurie) con más coincidencias que diferencias en su relación con Gran Bretaña.

Faurie siempre se mostró a favor de “crear confianza” entre ambas partes aunque Argentina nunca salió beneficiada de esa relación. A diferencia del gobierno anterior, el presidente Mauricio Macri fue cómplice del avance británico en materia de la soberanía de Malvinas.

Insólitamente, el gobierno nacional contó el firme apoyo del diputado fueguino Gastón Roma (Cambiemos), quien intentó correr de la discusión al Ejecutivo Provincial al mencionar que la soberanía de Malvinas “queda en manos de la Cancillería y las provincias no pueden gestionar sobre esto”.

Mientras espera ser abordada en el Congreso Nacional, el proyecto también logró adhesión desde la Confederación de Combatientes de Malvinas. “Por la dignidad y honor de los pueblos hay que apoyar una legislación que nos represente de pie, por los caídos en Malvinas, por todos los que hicieron y bregaron por la libertad y soberanía de los pueblos de América”, enfatizó su presidente, Rubén Rada, sobre la iniciativa que se fortalece día a día con el apoyo de firmas en todo el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here