Chef. Gerente de GDS catering (Gastronomía del sur). Productor y Conductor de TV: "La Cocina con Luis". TV Pública Fueguina.

En marzo de 2018, durante una visita oficial de los Reyes de Noruega a Argentina, se firmó un acuerdo de cooperación entre ambos países para estudiar la viabilidad de instalar criaderos de salmón en las aguas del Canal Beagle. Siendo el país escandinavo el mayor exportador del mundo, seguido por Chile. 

El proyecto fue rechazado por ambientalistas, científicos, pescadores; por muchos sectores de la comunidad fueguina. La crítica principal es que el salmón es una especie exótica y su producción es contaminante. Cocineros reconocidos, como Narda Lepes y Fernando Trocca, hicieron campaña contra la instalación de salmoneras y para no consumir salmón chileno por las presuntas dosis de antibióticos que contendría su carne anaranjada.

En Chile hay más de 400 granjas piscícolas ubicadas en zonas costeras, dedicadas a la producción intensiva del salmón, en buena parte para la exportación. Pero la lista de daños ambientales de la Industria es larga.

Vamos a repasar las dos principales. Primero, la introducción de una especie exótica genera enfermedades nuevas, por lo que es necesario utilizar una gran cantidad de antibióticos y tóxicos. Todo esto representa un riesgo potencial a la salud de los consumidores. Un segundo problema es el daño ecológico que provocan las fugas de salmones contaminados en mar abierto. En 2018 se registró una fuga importante de peces contaminados de una salmonera frente a Puerto Montt, los cuales llegaron a invadir el Lago Puelo en Rio Negro, Argentina. Esta especie puede causar un daño irreversible en nuestro ecosistema. Científicos y estudiantes de la UACh (Universidad Austral de Chile), determinaron que las fugas son la segunda causa de pérdida de biodiversidad en Chile, ya que muy pocas especies depredan sobre los salmones. 

Desarrollar la salmonicultura en nuestro país supone pagar un costo ambiental muy alto. Según científicos del CADIC (Centro Austral de Investigaciones Científicas) –dependiente del CONICET-, “los riesgos que trae criar de manera intensiva una especie exótica como el salmón en jaulas oceánicas es alto. Los salmones se escapan de las jaulas por diferentes motivos y eso provoca cambios en el ecosistema y corren riesgo las especies autóctonas. Además, los restos de comida y heces depositados en el lecho hacen que crezcan organismos y algas nocivas”. También cuestionan que “esta metodología que se busca importar es vieja. Fue creada hace más de tres décadas y hoy existe una alternativa más segura. La tercera generación de los sistemas de cultivo de salmones son de recirculación cerrada, en tierra, donde se controla todo, el agua que entra es pura, por lo que no hay parásitos, no hay uso de antibióticos y se reutilizan los desechos sólidos”, explican los científicos. En esa misma línea, la Cámara de Turismo de Tierra del Fuego aseguró que la presencia de las granjas de cultivo afectará los paseos por el Canal Beagle. “El impacto visual de las jaulas sería horrible para los que van a los faros, a la isla a los pájaros o a la de los pingüinos. Sin contar que la presencia de pingüinos, centollas y ballenas estará en riesgo”. Asimismo, los pescadores que se dedican a la captura artesanal de centolla, mejillones y otros moluscos ven su fuente de trabajo amenazada por la introducción de una especie depredadora en aguas del Canal. 

Desde el Gobierno de Tierra del Fuego descartaron el proyecto de instalación de criaderos. El presidente de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios, Guillermo Worman aseguró que “el proyecto no está en la agenda del Gobierno. (…) El método convencional de cría de salmónidos, con jaulas en el mar, se contrapone con el desarrollo sostenible que tiene el gobierno provincial”. 

Debemos ser más responsables a la hora de proyectar el desarrollo de industrias en nuestro país. Según los expertos, actualmente existen alternativas sustentables para que la industria no sea contaminante y provea alimentos de calidad para la población. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here