Periodista de Tierra del Fuego.

 

 

En una de las calles más cuestionadas en cuanto a las condiciones en las que se encontraba, la municipalidad decidió intervenir. Allí, decidió hacer un trabajo a conciencia, levantando el pavimento por completo, para hacer un buen relleno, poder poner hormigón y así terminar con los baches que hay que hacer periódicamente.

 

El primer inconveniente que se encontró la empresa encargada de la obra fue, que al cavar para poner en condiciones la base y preparar para el hormigonado, detectó varios caños de desagüe y cloacales tapados y rotos. Además, hallaron un caño de gas que cruzaba la calle, es decir no había una base sino un relleno común con turba y algunos troncos (lo mismo ocurrió en la calle De La Estancia). Eso provocó que hubiera que ir más profundo con las perforaciones. Dada la situación intervinieron tanto la DPOSS y a CAMUZZI para que puedan reparar los caños que estaban deteriorados.

 

A medida que avanzan con las excavaciones se encuentran con la misma situación en las distintas cuadras. Esto hace difícil y lenta la reparación de la misma, lo que se había calculado terminar en un plazo de 6 meses como lo establecía el pliego, ahora puede llegar a demorar unos 4 meses más. Esto es debido a cómo encontraron la calle y por las indefiniciones de la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad que ante este panorama no define como seguir. 

 

El concejal Ayala, acompañado por su compañero de bancada Ricardo Garramuño presentó un proyecto que busca “acompañar y apoyar a los comerciantes que se ven afectados en su actividad, en términos económicos”, hasta la finalización de la obra. En principio, se trataría en la sesión que se realizará el martes 20 de noviembre a las 13 horas en la sala de comisiones, Gobernador Paz y Piedrabuena. 

“Sabemos que se trata de una obra que los vecinos venían reclamando hace mucho tiempo, y finalmente el Ejecutivo puso en marcha los trabajos”, observó Ayala. “Pero no podemos desconocer que durante la obra, las ventas disminuyen considerablemente porque no se puede transitar por esa vía”. En ese marco, la suspensión del cobro busca “paliar la situación de estos comerciantes y los trabajadores, que temen perder sus puestos laborales en este difícil contexto económico que lleva a la recesión de la actividad”.

Ahora habrá que esperar que decide la el municipio respecto a como avanzar con la obra y si los concejales aprueban este proyecto que no va a alcanzar para los comerciantes seguramente pero no deja de ser un paliativo, teniendo en cuenta las demoras que se van a producir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here