Locutor Nacional. Periodista. Amante de todo lo que la sociedad considera raro

 

Tras la 9° Sesión Ordinaria del Concejo Deliberante de la Ushuaia, llevada a cabo en el gimnasio de la Escuela Provincial N° 47, se aprobaron dos proyectos que venían haciendo mucho ruido en la ciudad, de los cuales uno de ellos se hará sentir muy fuerte en la calles, como lo es la modificación del valor de “bajada de bandera” de los taxis que pasa de $26 a $35, con una ficha 50 centavos más cara para los consumidores del servicio, de lo que venían pagando. El otro proyecto, que tuvo la aprobación por unanimidad, fue la ahora Reserva Natural del Bosque Nativo Yatana. 

El concejal Ricardo Garramuño (MPF) fue el impulsor de esto último y con él dialogamos para que nos cuente lo que significa este pulmón natural dentro de ejido urbano.  

“La verdad estamos contentos. Hemos logrado de introducir un proyecto de ordenanzas que fue acompañado por unanimidad. El bosque es un pulmón verde de biodiversidad prácticamente inalterable que ha quedado en el casco céntrico de la ciudad para que lo puedan disfrutar futuras generaciones. También hemos introducido un proyecto de resolución, contentos por el acompañamiento del cuerpo,  esto es en el Monte Gallinero que es para la preservación de la ciudad, donde están emplazados los cañones de lo que fue casi una guerra con el país vecino. Es algo histórico y cultural, ya que tiene que ver con nuestra identidad de cómo nacimos como ciudad”.

Con respecto al aumento de la tarifa del taxi, ¿Cuál es su postura?

“Se ha pasado por las distintas audiencias públicas establecidas por cartas orgánicas donde se ha sentado la parte interesada con la Municipalidad de Ushuaia. El Concejo Deliberante ratifica este aumento de la tarifa de taxis, donde vemos todavía un proceso inflacionario muy importante, principalmente con el valor de los combustibles y lubricantes, sumado al atraso salarial de los propios choferes y propietarios. Es algo necesario, no es simpático pero hay que hacerlo, afrontarlo y dar la cara. Por supuesto, se aprueba por unanimidad”.

¿Qué cuestiones quedan por concretar? 

“Tenemos una batería de pedidos de informes que no han sido respondidos. Datan desde el año 2016 y justamente el proyecto que hemos presentado, que esperemos que se pruebe, son las certificaciones ISO, una ordenanza trabajada en comisión, junto al Concejal Gastón Ayala, para los distintos departamentos y secretarías de la ciudad de Ushuaia y así darle un valor agregado y una transparencia que hoy no tiene la municipalidad. Este tipo de pedidos de informes se acelerarían, a lo que, por ahí, no sería necesaria esa bicicleta que hace el ejecutivo para no contestarlo. Sobran ejemplos en el resto del país de que este tipo de certificaciones han mejorado los procesos administrativos y la transparencias de distintos municipios de la Argentina. Por lo que estamos esperanzados que se pueda aprobar y obviamente se pueda aplicar y lo aplique el ejecutivo.

 En cuanto a la situación de los vecinos de Andorra. ¿Existe alguna propuesta?

“Sí, por supuesto. Uno trata de recorrer los distintos sectores de la ciudad y la verdad que el sector de Andorra tiene muchísimas demandas que nosotros podemos evacuar a través de resoluciones al ejecutivo municipal. Pero el que puede llevar ese tipo de soluciones es quien está frente a tal ejecutivo. Por nuestra parte, no nos hacemos los distraídos, pero lo que debe hacer el ejecutivo más seguido, es leer las resoluciones que salen del Concejo Deliberante, porque básicamente son los pedidos de los vecinos que no llegan dentro del ejecutivo, porque no los atienden o no lo quieren atender”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here