Periodista de Tierra del Fuego.

 

Con la crisis económica nacional, y teniendo en cuenta lo difícil que esta invertir en este país y sobre todo en la provincia, leer un titulo de uno de los portales más vistos de Latinoamérica con una información de inversión ilusiona. Cuando desarrollás la noticia y no terminás de definir si es una publinota o solo una información de una nueva empresa que se instala, pero que está lejos de generar trabajo masivo.

El titulo ilusiona, “La reconversión de Tierra del Fuego: la nueva meca para minar Bitcoin”, estoy seguro que la mayoría de los habitantes de esta provincia no saben que son los “Bitcoin” y mucho menos que significa “minar de Bitcoin” por eso voy a tratar de explicar sencillamente que es y de que se trata esta moneda virtual. Con eso podremos tratar de entender porque y que beneficios les trae a los empresarios y que beneficios puede dejar en la provincia.

¿Qué es un Bitcoin?

Las criptomonedas aparecieron en 2009 como una novedad y el próximo paso del dinero digital. Sin contraparte física parecían la nueva gran tendencia que se impondría por encima de los sistemas de transferencia de divisas reales que iniciaron con PayPal a fines de los 90’s.

Para entender este fenómeno que los medios replicaron a principios de este año debemos entender algunos puntos claves:

  • La criptomoneda no tiene contraparte física; no es una moneda extranjera digitalizada sino enteramente virtual.
  • Se puede guardar en una billetera virtual con contraseña.
  • Hay un número limitado de cada una. A excepción de las monedas como el peso y el dólar donde siempre se puede imprimir más, las criptomonedas tienen una cantidad fija de operación, de allí que se valúen constantemente. [Nota de color: en 2010 un hombre compró 2 pizzas con 10.000 bitcoin, que hoy valdrían algo así como 65 millones de dólares].
  • No obstante de ir en crecimiento su valuación son bastante inestables (el precio cambia a cada segundo). Por ello son vulnerables a corridas cambiarias de apreciación como pasó a principio de este año.
  • Todos las transacciones quedan registradas. Por el propio sistema de creación cada moneda tiene dos partes; la pública que está integrada en las direcciones del blockchain y la privada que funciona como llave para realizar transacciones. Estas direcciones funcionan (en términos simples) como un gran libro contable de todas las compras y ventas.
    [plegar]
¿Qué es minado de Bitcoin?

Ya sabiendo qué son las criptomonedas podemos enfocarnos en cómo adquirirlas. Por una lado tenemos la compra (a través de un tercero enviamos pesos para recibir su equivalente en bitcoins) o el minado.

Se le llama minado al proceso de resolver un complejo ejercicio matemático  que es parte de un bloque. El resultado debe ser combinado con cierta información parte del bloque para dar un resultado dentro de cierto rango específico. A fuerza de probar combinaciones uno de los tantos que mina ese bloque obtiene la criptomoneda mientras el resto pasa a trabajar en el próximo bloque. Mientras mejor equipo se tenga, mejor capacidad de cálculo y por lo tanto mejores chances de obtener el premio. Mientras más mineros más complejo es el cálculo a resolver; el sistema tiende a un balance en las monedas que se suman a la oferta.

¿Por qué se le dice minar?

Hay un poco de similitud con el oro y su extracción. Hay una cantidad fija de oro en el planeta, y al igual que las bitcoins, su valor tiende hacia la apreciación dado la limitada oferta y la creciente demanda. Al principio ambos (oro y criptomoneda) podían ser minados por el particular obteniendo buenas cantidades; con más mineros bajó la oportunidad de encontrar la recompensa (sea oro o moneda) así que se industrializó el proceso. En la fiebre del oro americana del oeste la gente buscaba pepitas con rejillas (sería el equivalente al que minaba bitcoins con su computadora personal). Hoy ambos recursos se minan en escala para obtener resultados.

¿Qué necesitamos para minar?

En la teoría con un hardware que pueda computar cálculos, energía e internet (simplemente para validar con el servidor ese resultado que conseguimos y así obtener la recompensa). En el principio de la actividad se utilizaba el procesador de las PC’s (el CPU) como medida de referencia, cuando la actividad se complejizó se pasó a los GPU (de las tarjetas gráficas) que eran más potentes en dicho cálculo y hoy contamos con equipos diseñados para reducir el consumo energético y maximizar las chances de resolver el bloque. El Antminer S9 (uno de esos dispositivos) puede generar unos 0.3603 bitcoins al mes (2450 USD al 6.800 el Bitcoin).

[plegar]

Los mismos inversores hablan que no es el mejor momento para este tipo de inversiones pero lo comparan con el petróleo y tienen como objetivo esperar a que empiece a subir para mejorar la producción, según se plantea en la nota de Infobae, uno de los responsables dice que la capacidad en Tierra del Fuego de generación es de unos 800 Bitcoin por año. Al precio actual de USD 6.500, el valor de la “producción anual” llegaría a unos 5,2 millones de dólares.

Este es un número más que interesante para un inversor, ahora la pregunta es ¿Qué beneficios obtendría la provincia en una inversión como esta? Porque los que si se verán beneficiaos son los empresarios que aprovecharán el no pago de algunas exenciones impositivas que hay en esta zona.

¿Tienen Ushuaia o Río Grande la capacidad energética para sostener el funcionamiento de “miles” de maquinas trabajando las 24 horas?. ¿O terminarán pidiendo un subsidio provincial para el consumo de la misma? Se puede entender que desde la provincia o inclusive desde los municipios se hagan algunos descuentos en impuestos a empresas que generan trabajo para miles de empleados. De esta inversión se entiende que habrá muchas computadoras haciendo cálculos y fórmulas matemáticas para generar una moneda virtual, pero poco empleados.

¿Es rentable?

Y… La verdad no mucho. Si uno ya hizo la inversión va a mantener la producción para reducir costos, pero si se arrancase de cero es totalmente distinto. Diremos que depende de una gran cantidad de variables:

  • Precio del hardware: el equipo cotiza en dólares. Eventualmente se requiere tanto mantenimiento, repuesto como reemplazo directo.
  • Precio de la energía: el valor del MW; dado que el mayor costo fijo es la energía para mantener funcionando la granja de minado un MW caro complica la situación.
  • Avance tecnológico: en esta lucha por tener mayor capacidad de cálculo los equipos se van mejorando constantemente y eso lleva a una reinversión periódica.
  • La recompensa: la cantidad de bitcoins que se ofrecen como recompensa por resolver un bloque va a ir bajando; se reduce a la mitad cada 210.000 bloques (que se estima cada 4 años). Desde julio de 2016 hasta 2020 se reciben 12.5 bitcoins (hoy 85.000 USD). El precio debería mejorar sustancialmente y sostenerse para que la actividad sea rentable en 2 años.
  • La dificultad: quizá la variable más difícil de saber a ciencia cierta. Con dificultad nos referimos a cuánta gente puede introducirse en el proceso de minado en el futuro, lo cual modifica otras variables como el precio del hardware, la chance de obtener la recompensa y principalmente que tan difícil se vuelve esta fórmula a resolver. 

Hay calculadoras que con toda la información disponible nos pueden ofrecer el índice de rentabilidad del minado; pero lo cierto es que luego de la inversión inicial lo más importante es un flujo constante y elevado de energía distribuida a un precio bajo. Canadá es uno de los países que hoy recibe emprendimientos de minería en ciudades como Winnipeg, donde el costo por KW es de 5 centavos de dólar y una temperatura promedio de menos de 10 grados (lo cual reduce la necesidad de refrigeración). Incluso allí, donde la energía es hidroeléctrica y el país es conocido por exportar energía a su vecino Estados Unidos, la demanda de las granjas siempre es mayor a la oferta.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here