Locutor Nacional. Periodista. Amante de todo lo que la sociedad considera raro

 

Corría el año 2015 cuando el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audivisuales) premiaba con la posibilidad de concreción, desde lo económico, a distintos proyectos. Entre ellos se encontraba uno llamado “Encerrados”. Una propuesta de Benjamín Ávila, director de la premiada “Infancia Clandestina”, quien esta vez presentaba una historia el encierre, estar atrapado en cualquier tipo de variante.

Tres años transcurrieron como en un abrir y cerrar de ojos, en el que el negro se hizo casi eterno, sin atisbo de un simple rayo de luz, hasta que el pasado 19 de Junio la cadena streaming online más conocida por este lado del mundo presentó los 13 capítulos que corresponden a la primera temporada de Encerrados.

Hablamos con Benjamín (Director y productor) para que nos cuente que fue lo que ocurrió desde aquél año donde todo comenzaba hasta ese ansiado estreno.

“Es un proyecto que se prolongó, ya sea con el cambio de gobierno, con el tema de los pagos, eso de no saber bien cuando te llega el dinero. Así la conclusión de la serie se postergó un poco, pero por suerte, evidentemente el trabajo que hicimos tenía muy buena calidad, porque tres años después todavía sigue teniendo una vigencia muy grande y está Netflix y quizás también pronto en algún canal de aire de Argentina”.

¿Hubo algún impedimento en este tiempo para que pueda estar en pantalla?

“No, ninguna. Coyunturas que llevaron a que esto sucediera de esta manera. Nada más que eso”.

Con un presupuesto limitado para este tipo de proyecto ambicioso ¿Cómo seleccionar y limitar los capítulos que fueron finalmente seleccionados?

“Tenemos en mente muchas más. La idea es hacer muchas temporadas. Encerrados es un formato infinito sin límites. La construcción del encierro de las personas es infinito realmente. 

El problema era ese cuando, en su momento, hicimos la presentación al Incaa. Hubo muchas ideas que dejamos afuera por una cuestión de producción, porque no nos iba a alcanzar el presupuesto para encararlas. Así que decidimos dejar historias afuera y desarrollar otras que podían estar dentro del presupuesto. Las historias son las que podíamos encarar con el presupuesto que teníamos, estirándolo. 

Hicimos muchas cosas para poder llegar, pero o fueron nuevas historias o se re-escribieron en función del presupuesto. Por eso, es una serie infinita, que no tiene límites. Por lo tanto tenemos la libertad y posibilidad de poder desarrollar muchísimas cosas”.

Hoy con el apoyo de una plataforma como Netflix ¿Qué visión hay hacia el futuro inmediato de la serie y cuáles son las repercusiones de estas primeras semanas?

“Repercusiones no sabemos, porque Netflix no te informa. Conozco a productores que han pasado por esa cadena y parece que es así. No es que hay un raiting que podés saber algo, no te dan esa información. Tenemos que esperar. Se supone que a los tres meses nos dan un informe de cómo nos fue y si hay interés de hacer una segunda temporada o no.

Con respecto a la visión, no me ha modificado demasiado. Sí me alegra mucho que aquello que sospechábamos podía llegar a funcionar, funciona. Aquellas virtudes que veíamos de la serie son así. 

Encerrados se puede ver en España, Estados Unidos y Latino-américa. Mucha gente de toda américa nos escribe por distintas redes. Personas que no nos conocen, que no conocen a los actores y que está muy copada con el formato, con la idea, con las historias. Muchos hablan de una serie que los deja pensando después de cada capítulo. Este es un denominador común en muchas de las devoluciones, lo cual está buenísimo, así que de alguna manera constatamos que aquél formato que empezamos a pensar hace mucho tiempo pueden llegar de esta manera. 

Hay un capítulo como Universo negro, que es un capítulo bastante complejo el cómo fue filmado, arriesgado en lo formal. El público de Netflix entra en código fácilmente, no importa la propuesta estética, ni narrativa que hagas”.

Nombraste la posibilidad de emitirlo por un canal de aire ¿Hay tratativas?

“Sí, se viene hablando con un par de canales de aire de la Argentina. La idea es ver si podemos sacarlo antes de fin de año. Sería muy bueno”.

¿Planes para una segunda temporada?

“Ahora no, pero esperemos que las repercusiones que tenga la primer temporada nos permita seguir encerrándonos en Encerrados”.

Hoy tres años después de aquel apoyo recibido para la producción de la serie ¿Cómo es la situación en cuanto al apoyo que reciben las productoras de parte del Estado?

“El apoyo del INCAA al cine es por ley, por lo tanto se debe sostener. Lo que ha cambiado un poco son las reglas de fomento. El cuándo, el cómo te deberían entregar el dinero que por ley corresponde. Han cambiado en ese sentido. por lo cual estamos hablando mucho más con el INCAA, se están haciendo muchas presentaciones de las distintas asociaciones, peleando para que muchas cosas no se modifiquen, porque estaban funcionando muy bien a nivel de fomento y ahora no. Pero la realidad, en términos legales, no se ha modificado en nada y el INCAA está obligado fomentar las películas que son pre-clasificadas por los comités y que gozan con los beneficios de la ley. 

Lo que ha cambiado mucho es el estímulo de producción de televisión. Muchos fondos y muchas cosas se han cerrado y eso ha cambiado mucho en los últimos dos años desgraciadamente, donde hay muchas producciones que se hicieron en aquel momento que ahora no tienen pantalla.

Hay producciones también que han tenido segunda temporadas, como por ejemplo ahora que la Televisión Pública está por sacar “El Marginal II”, que es el legado directo de fomentos de aquella época para televisión. O sea, han salido productos de calidad con posibilidad de continuidad, porque en la Argentina se produce con mucha calidad. Desgraciadamente se han cerrado muchos de estos fondos para televisión que se venían gestando y ampliando fuertemente.

Es cierto que uno de los grandes problemas que tuvimos los productores en su momento es que no teníamos pantalla. Se producía en gran volumen y no teníamos el espacio. Entonces, eso no estaba bueno, porque a la larga terminaba en BACUA (Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentinos) y se terminaba viendo en CDA (Contenidos Digitales Argentinos), una especie de Netflix argentino, que funcionaba muy bien. Yo lo veía bastante, pero la gente no se enteraba demasiado”.  

¿Cuál es la producción que tienen en vista con Habitación 1520 (Productora de la que es titular junto a Lorena Muñoz y Maximiliano Dubois)?

“Estamos desarrollando la serie de Gilda y esperamos estar filmando el segundo semestre para que salga el año que viene. Ya está elegida la protagonista, pero falta todavía el resto del elenco”.

Encerrados se compone de un total de 13 episodios con un promedio de duración de 27 minutos. Cristina Banegas es quien relata en off cada una de las historias mientras que el elenco cuenta con un gran número de actores y actrices entre los que podemos encontrar a Fabián Vena, Pilar Gamboa, Martín Piroyansky, Silvia Pérez y Victor Laplace.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here