Locutor Nacional. Periodista. Amante de todo lo que la sociedad considera raro

 

Ushuaia, Río Grande y Tolhuin, fueron elegidos en las últimas décadas como escenarios naturales para la realización de distintos trabajos cinematográficos. Desde la creación de la carrera de Licenciatura en Medios Audiovisuales en el 2014 en la UNTDF, la propuesta local para la concreción de distintos proyectos ha ido en aumento, y seguramente continuará por este camino cuando los actuales y futuros alumnos comiencen a graduarse. Por lo que surge la necesidad de contar con algo más que el posible apoyo, ya sea de la intendencia local o del gobierno, circunstancial para materializar estas ideas. 

Ante lo planteado, en “Tarde Máxima” (Lunes a Viernes 13h por FM Master´s 107.3) se habló del tema con Gonzalo Zamora, Secretario de Cultura de la provincia, quien manifestó que “nos parece muy importante poder ir instalando a Tierra del Fuego como un polo que genere ventaja comparativas para poder desarrollar filmaciones de películas“. 

Tras la visita de Rosana Bertone a Joel (protagonista de la reciente película que lleva su nombre), la mandataria indicó la posibilidad de la creación de este Polo para que la provincia tenga “aceitado” el mecanismo para recibir este tipo de películas, en la búsqueda de algo similar a lo que ocurre en San Luis. Pedido que recogió la Secretaría a cargo de Zamora quien recalcó “estamos trabajando en un borrador en base al proyecto que ya teníamos en conjunto con el Instituto Fueguino de Turismo,  y San Luis es uno de los ejemplos. Córdoba sancionó hace poco una ley, también lo hizo Neuquén. La intención es, en un plazo no mayor a 30 días, elevar una propuesta a la Gobernadora para crear condiciones para que las productoras audiovisuales vengan y nos elijan como un lugar positivo para poder desarrollar distintas películas. Ese es el objetivo, instalar a Tierra del Fuego  como un polo audiovisual más que tiene la provincia y demostrar que nosotros tenemos condiciones para que la productoras vengan a filmar acá“.

También resaltó el trabajo que viene realizando desde la UNTDF “ellos tienen un programa de producción audiovisual en el que desarrollan contenido. De hecho, estamos trabajando con ellos para, junto con la Escuela Nacional de Cine, traer algunas capacitaciones tanto a Ushuaia como a Rio Grande en los próximos meses“. 

Se lo consultó si la idea es traer producciones o por el contrario generar realmente un polo donde haya un apoyo económico para producciones locales que no solamente terminen en presentaciones en internet (como sucede actualmente), si no que se pueda hacer cine desde toda la provincia a nivel nacional, a lo que Zamora entiende que “este proyecto tiene que generar condiciones para las dos cosas. Para que vengan las grandes producciones nacionales y ¿Por qué no? también internacionales,  que encuentren condiciones, pero que también si vienen que puedan trabajar en favorecer aquellas producciones que generen en la provincia un derrame no solamente de alquiler de habitaciones en un hotel, sino contratar mano de obra local, que genera mayor experiencia y conocimiento por parte de las personas que están en el mundo audiovisual aquí en la provincia“. 

En la actualidad se nota la falta infraestructura, de un espacio físico destinado a producciones que demanden tiempo y espacio para los distintos géneros cinematográficos. Otro de los inconvenientes existentes, son las habilitaciones, ya que se consiguen por facilidades que le pueden otorgar por “buena onda”. Por eso es que es tan importante, para quienes pretenden vivir de ese trabajo, que se lleve a cabo una ley para este tipo de industria. 

Se conoce que los tiempos burocráticos no suelen coincidir con las necesidades de los interesados, motivo que ante la consulta de saber el lapso en el que esta Ley pueda ser una realidad y estar funcionando, quien está a cargo de Cultura dijo que “sería irresponsable de parte mía decir en cuánto tiempo va a estar en funcionamiento. No es sencillo de un día para el otro poder contar en Tierra del Fuego con determinados equipamientos que tienen costos millonarios. Tenemos que trabajar en un proyecto, presentárselo a la Gobernadora, que lo va a mandar al poder legislativo y este se tendrá que tomar su tiempo para analizarlo y aprobarlo. Lo que sí puedo decir es que no ha pasado de diciembre de 2015 a la fecha que el poder ejecutivo enviara una Ley a la legislatura y después quedara solamente en aprobación. Cuando la Gobernadora se pone un objetivo, lo lleva adelante con todas las fuerzas”.

El plazo a presentar el proyecto para una Ley de Cine es de 30 días. Ahora queda esperar que no quede en la efervescencia del estreno de una película a nivel nacional filmada en nuestro suelo y que la ilusión para los actuales y futuros profesionales locales se pueda concretar.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here