Locutor Nacional. Periodista. Amante de todo lo que la sociedad considera raro

 

El pasado jueves 7 de Junio “Joel” llegó a las salas de cine de todo el país. Película que desde la ficción, nos lleva sin escalas al corazón de nuestra provincia, motivo que siempre nos enorgullece como ciudadanos de un lugar tan lejano de donde suelen suceder este tipo de acontecimientos. 

Aprovechamos el estreno y nos contactamos con Carlos Sorín, director del largometraje.  Pero esta no es una nota sobre la película para saber de qué se trata, dado que seguramente usted ya la vio. En esta ocasión decidimos conocer la visión de Sorín como profesional del medio, con varias decenas de producciones en su haber, de lo que significa filmar en un lugar tan remoto para el resto de los argentinos.    

“La filmación en Tolhuin fue realmente muy cómoda. Había mucha colaboración del medio, tanto de las autoridades, como de la gente. Todo fue muy fácil. Normalmente mis filmaciones patagónicas son arduas, difíciles. Pero aquí no.

 Además, como la película transcurre prácticamente toda en Tolhuin, las distancias de una locación a otra son muy cercanas, podíamos ir caminando y eso hacía que, contrariamente a las películas que yo filmaba en la Patagonia continental donde a veces hay que hacer 200/300 km, estuve muchísimo más cómodo.

Realmente la pasamos bien. Creo que el recuerdo que tiene toda la gente del equipo fue como de unas vacaciones. Estábamos en un lugar muy lindo frente al Lago Fagnano. Fue todo bárbaro. Y todavía extraño esos atardeceres del Fagnano”.

¿Qué lo motivó a filmar en este lugar?

Yo elegí filmar allí fundamentalmente por la nieve. Si bien ahora con los cambios climáticos la nieve no es tan frecuente como antes, pero en general tuvimos suerte. Hemos tenido buen porcentaje de días de nieve durante Agosto y parte de Septiembre del año pasado”. 

Originalmente la película se iba a realizar en San Juan. Más allá de la nieve ¿Por qué el cambio a Tolhiun?

Porque en 1995 había filmado un comercial de Telefónica en Tolhuin, en invierno. Y ese invierno es histórico. Los habitantes de la ciudad lo recuerdan todavía como el más duro que ha existido en las últimas decenas de años. Me acuerdo que parecía la Antártida. Entonces dije, bueno necesito un pueblo de esas dimensiones, de cerca de 10 mil habitantes y con nieve. Y como tenía ese recuerdo, de ese comercial, dije es allí. Obviamente no nevó como en aquella época, donde el cambio climático era menos acentuado, pero hubo nieve y creo que realmente acerté con el pueblo, ya que está muy bien para esta historia”.

¿Encontró algún tipo de resistencia por parte de los habitantes de la ciudad?

“Al contrario. Salvo los 3 actores que traje de Buenos Aires y algunos actores aficionados que vinieron de Ushuaia y Río Grande, el resto era gente de Tolhuin. Realmente estábamos en familia. De todas las filmaciones que hice en la Patagonia, que son normalmente difíciles por las condiciones climáticas, por distancias, esta fue por lejos la más cómoda, la más fluída. No sólo que no hubo problemas, sino que eran todas soluciones, con gran apoyo de la guardia civil, la policía, del municipio, de la gobernación de Tierra del Fuego. Todas las locaciones que pedimos las tuvimos. Es para agradecer a la gente y a las autoridades”.

¿Cuál es el nivel actoral que encontró aquí?

Excelente. Tengo varios actores de teatro fundamentalmente, tanto de Ushuaia, como de Tolhuin y funcionaron bárbaro. Y después muchos no actores de ahí. En la escena de la reunión de padres eran realmente los padres de la Escuela N°5 y funcionaron bárbaro. Fue una experiencia agradable, a pesar del frio y el invierno, que eran cosas buscadas”.

Puesto que el punto de conflicto que desata la trama de la película es la adopción, le preguntamos si se interiorizó por el sistema de adopción local a lo que respondió negativamente, ya que “no quería pegar demasiado la película a un lugar específico”. A lo que aclara que para la película se tomó licencias “Este chico en la ficción viene de la provincia de Buenos Aires. Es muy difícil que un chico que viene de allá lo adopten en Tierra del Fuego. Pero esas son licencias de la ficción que uno las puede tomar, porque este no es un documental sobre la adopción”.  

Dicen que Argentina lo tiene todo. La carne, los vinos, el río más ancho. A estas cosas las podemos ubicar en el mapa. Y cuando llegamos a nuestra provincia, a la ciudad más austral del mundo, ahora también le agregamos los atardeceremos más lindos. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here