Periodista de Tierra del Fuego.

 

Hombres y mujeres somos iguales ante la ley, sin embargo en lo que respecta a puestos de trabajo, funciones públicas o bancas políticas, la igualdad y equidad no está presente en la Argentina y Ushuaia no es la excepción a esta regla. 

La semana pasada la capital provincial se sumó, junto a otros 54 municipios iberoamericanos, a una red de coordinación de acciones, estrategias y recursos para la igualdad de género que apunta a lograr una real equidad en los puestos laborales. Integración del municipio que reabre la polémica generada a fines del 2017 en el que la justicia pidió que se discuta en el Concejo Deliberante, en conjunto con un grupo feminista, la situación de las mujeres dentro del concejo. 

Juan Manuel Romano, Concejal de la UCR quien se muestra a favor de la igualdad, “En esta circunstancia y en cualquier otro orden de la vida.” Y resalta la necesidad de modificar o realizar una enmienda en el sistema de preferencia actual de la carta orgánica.

¿Dónde cree que se encuentra la resistencia a debatir este tema?

“No entiendo cuál es la resistencia a discutir. Yo no le escapo a ningún tema. Y cuando alguien trata de patear la pelota hacia otro lado es que de alguna manera no se quiere hacer cargo de determinadas cuestiones. Debemos hacernos cargo es estas cuestiones y discutirlas. Discutirlas con el colectivo feminista, con las mujeres políticas, con las legisladoras, la justicia. Es importante tener una mirada mucho más amplia de la que tenemos para poder realmente saber dónde estamos parados, si no terminamos en una situación compleja.” 

“Esto no quiere decir que las elecciones a través del sistema de preferencias hayan sido malas. El sistema se utiliza desde que existe la carta orgánica y es la primera vez que estamos planteando un tema como este, después de tantos concejos que pasaron.”

Hablando de cuestión de derechos, en los últimos años las mujeres lograron un gran avance en el reconocimiento de estos. ¿Existe miedo a perder puestos de trabajo? 

“No creo que sea miedo. Creo que tiene que ver con el cumplimiento de la carta orgánica. Nosotros somos elegidos por preferencia. Se cumple con la carta orgánica. No hay nada ilegal con lo que se hizo.”

“Debemos pensar en por qué funciona de determinada manera el sistema. Yo creo que es la conjunción del sistema de preferencias con el sistema D´Hont. Más allá de la opinión personal del sistema de preferencia, que creo que es absolutamente democrático, pero que no termina representando en su totalidad una idea o un sector político.”

¿Por qué?

“Porque después, en las elecciones, está todo bien cuando salimos de la conformación de listas, pero luego se arma una lucha interna entre los propios candidatos de un mismo partido y aparecen siete propuestas diferentes, cuando en realidad todos deberíamos “apostolar” una sola de estas ideas.”

En todo momento Romano se muestra dispuesto a mantener un debate con “todos los actores de la sociedad que quieran participar dentro del seno de las comisiones del Concejo Deliberante”. Y agrega “no puedo ver cuál es inconveniente al sentarnos a discutir un tema de estas características, más allá que uno pueda estar de acuerdo o no”.

¿Cuál sería un primer cambio que se daría con una mujer dentro del concejo?

“Creo que tiene una mirada mucho más sensible para muchas cosas que el hombre. Me refiero a la percepción de un montón de cuestiones. Creo que hubiese sido muy interesante. Me hubiese gustado compartir en el parlamento local una gestión de 4 años con mujeres como concejales. Hubiesen sido muy interesantes las discusiones, las instancias de negociación para llevar a buena puerto. Nosotros ponemos mucha agresividad para hacernos oír. La mujer tiene sus encantos para poder llegar a buen puerto.”

¿Qué falló en los proyectos presentados el año pasado? 

“La falta de discusión. Ni los proyectos ni las ganas. Nadie nos pidió que aprobáramos nada. Nos pidieron discutir con ellas en una comisión, que ellas representan un sector, no todos. 

Ojo, tener una o diez mujeres dentro del concejo no significa que vayan a tener una mirada feminista. Yo me pregunto ¿Todas las mujeres están de acuerdo con el colectivo feminista? Seguramente no. Es una cuestión de género.

Esto no quiere decir que hay que pintar una banca de rosa, porque si pintamos una banca de rosa, tenemos que pintar una banca de policía, una de constructores, una banca trans… Me parece que lo que hay que discutir más allá de la paridad es el sistema electoral que hoy nos pone en estos lugares.”  

¿Por qué hoy todavía se sigue discutiendo?

“La verdad es que no sé por qué. Son discusiones que se deberían haber dado hace tiempo. Discusiones que las debemos dar de cara a la gente. Se debe entender el debate como tal. Acá se viene a discutir, a fomentar, a hablar, a compartir información, a ver de qué manera se puede encontrar una solución, una salida.”

¿Crees que se pueda dar algún avance de los próximos meses?

“Lo veo complicado por el hecho que hay una carta orgánica que hay que cumplirla y ahí está clarísimo. No estamos cometiendo ningún error. Nosotros no podemos hacer lo que queremos. La justicia no dijo “que haya una mujer”. Conozco muchas mujeres que fueron elegidas por el sistema de preferencia que es el que usamos hace más de una década y hoy estamos discutiendo este tema. Porque se dio la situación que terminaron siendo todos hombres. No sé qué pasaría si se vuelve a votar. Quizás serían todas mujeres. ¿Qué pasa si son todas mujeres?”

¿Qué pasa?

“Nada. Es eso. El sistema electoral de preferencia que termina o desemboca en una votación.”

Más allá de funcionarios, especialistas, justicia. ¿Cuál crees que es el pensamiento de la gente en general? ¿Le da importancia a este tipo de temas o es algo interno?

“Creo que es interno. La gente tiene muchos problemas, tiene que resolver esos problemas. No interesa demasiado este tema. Los vecinos de Ushuaia tienen muchos problemas y tienen que solucionarlos. Y no quiero hablar de una mala gestión. La Argentina no está pasando por su mejor momento, a las personas que no les alcanza para llegar a fin de mes, hay quienes no tienen trabajo. Trabajadores sin recomposición salarial. No estamos en los mejores momentos financieros económicos de nuestro país para que las familias de la ciudad estén atentas a esta discusión que podemos llevar adelante, más allá que las debemos llevar adelante. No sé si la gente está muy enganchada con este tema o si lo entienden bien.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here