Chef. Gerente de GDS catering (Gastronomía del sur). Productor y Conductor de TV: "La Cocina con Luis". TV Pública Fueguina.

 

Llega el otoño y con él se transforma el clima y nuestra cocina. Pasamos de los platos frescos del verano, una ensalada o un sándwich, a las salsas, sopas y guisos de invierno. Y de las frutas frescas y los helados a los postres con chocolate y frutos secos. Necesitamos consumir más calorías para afrontar las temperaturas más bajas. Por eso, en esta temporada otoño/invierno 2018 se vienen las comidas de olla.

Cocinar en olla de hierro fundido es una opción ideal para transitar los meses de frío. Los preparados suelen ser contundentes, llenándonos de calor, además de asegurarnos comer sano e incorporar los nutrientes necesarios. Por otro lado, es importante saber que la cocción en éste tipo de olla no genera los gases tóxicos que otros materiales emiten. Además, el hierro aporta hierro a las comidas. Para las personas con deficiencias de hierro esto puede ser una buena forma de suplementación ya que el hierro fundido al calentarse desprende pequeñas cantidades de hierro en los alimentos, enriqueciendo nuestros guisos y revirtiendo la pérdida de este metal en la carne y las verduras cuando las cocinamos. Disfrutemos de estas comidas reconfortantes que prácticamente se cocinan solas, y si fuera poco, no necesitamos ensuciar mucho ya que todo se cocina en un mismo recipiente.

Deja que se cocine lentamente. Desde postres, como un rico pan de banana y bourbon, hasta una amplia variedad de guisos. Las legumbres son uno de los imprescindibles del otoño y el invierno. Ideales para elaborar guisos y platos con carnes y verduras. Echamos todos los ingredientes en una olla de hierro, dejamos que se cocinen lentamente y tendremos una comida que será todo un éxito. Los guisos más tradicionales se preparan con carne roja (vaca, cerdo o pollo), cebolla y morrones cortados, tomates o salsa de tomate, papa, zanahoria, arvejas, zapallo y las verduras que cada uno quiera añadir. Son muy fáciles de elaborar ya que se cocina todo en una misma olla y, además, son sabrosos, suculentos y poseen proteínas, carbohidratos, fibras, vitaminas y antioxidantes. Todo en uno. Las sopas y cremas también son grandes aliadas de los días fríos. Hay infinidad de variedades pero lo ideal es elaborarlas en base a productos típicos de esta estación como la calabaza, el zapallo, el puerro o el brócoli. Tenemos recetas de olla que con seguridad querrás guardar en tu colección de comidas para esta época de otoño.

Una de mis recetas favoritas es la tradicional Carbonada, es un plato suculento ideal para el clima frío.

Ingredientes (4 porciones)

1 zapallo grande

4 hojas de laurel

6 dtes. de ajo

1 lata de tomates peritas con su jugo

100 gr de panceta ahumada

500 gr de roast beef o paleta de ternera

2 cebollas 

2 zanahorias

1 taza de vino tinto

1 papa

1 batata

1 choclo

1 caldo de verdura y 1 de carne

4 orejones de durazno

Sal /pimienta

4 hojas de laurel

Aceite de oliva

Preparación

Calentar el horno a 190°C. Armar un cuenco con el zapallo cortando los 5 cm superiores. Con una cuchara raspar todas las fibras y semillas de ambas secciones. Pinchar todo el interior del zapallo con un tenedor. Espolvorear con sal. Apoyar la base del zapallo en una fuente para horno, en su interior frotar con aceite e incorporar 2 hojas de laurel, 2 dientes de ajo y tapar con la tapa del zapallo. Hornear durante 1 hora o hasta que el zapallo esté tierno al pincharlo en el costado. 

Por otro lado, mezclar los tomates con el caldo de carne en una olla, aplastándolos con una cuchara de madera y cocinar a fuego moderado. Dejar hervir durante 5 minutos. 

Calentar el aceite de oliva en una cacerola a fuego moderado. Agregar la panceta en cubitos, 2 hojas de laurel y saltear. Añadir la carne y 4 dientes de ajo, subir el fuego y cocinar hasta que la carne esté dorada. Sazonar con sal y pimienta. Incorporar las cebollas y la zanahoria, dejar hervir por 10 minutos más. Añadir la papa, la batata, los tomates picados y los caldos disueltos en agua caliente, hervir nuevamente. Bajar el fuego y agregar el choclo en rodajas y los duraznos en cuartos. Tapar parcialmente la olla y dejar cocer hasta que verduras y carne estén tiernas, unos 15 minutos más. Retirar el laurel, revisar el condimento y mantener caliente. 

Para servir, vaciar el zapallo y colocar el guiso en su interior. Ponerle la tapa y llevarlo a la mesa en una fuente profunda. 

La nutricionista dice que….

El invierno puede ser el mejor aliado para bajar de peso. 

Con la llegada del invierno se incrementa el consumo de alimentos de alto contenido calórico y, como consecuencia, el aumento de peso. Pero es posible que las bajas temperaturas sean el mejor aliado para quemar calorías. Si hacemos actividades al aire libre las células grasas detectan por sí solas el frío y reaccionan ante él quemando grasas sin necesidad de que el cerebro u otro órgano les den ninguna orden. 

¿Qué actividades podemos realizar para acelerar este proceso? Cualquier actividad aeróbica ayuda a nuestro cuerpo a realizar un gasto energético extra que nos ayuda a perder peso. Por ejemplo: running o patinar sobre hielo. Según datos científicos, 45 minutos de esta actividad puede ayudarte a quemar más de 360 calorías, además de que te ofrece un pasatiempo divertido en un ambiente típicamente invernal. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here