Fueguina. Periodista. Acreditada en el Congreso de la Nación.

 

Una vez más se desató la polémica en torno al controvertido sistema de recursos y gastos que poseen los legisladores nacionales en cuanto a los pasajes que tienen asignados mensualmente para ejercer sus tareas de representación.

Sin embargo, esta vez parece ser que el Congreso no quiere seguir haciendo oídos sordos sobre esta cuestión y bajo la lupa de la sociedad decidió tomar cartas en el asunto. En este sentido, la iniciativa la tomó la semana pasada el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, quien tras reunirse con los jefes de bloques del cuerpo que preside avanzó en la idea de mejorar la movilidad fija para los diputados de la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, mientras que para los del interior se buscaría establecer que los pasajes sean nominados.

La misma decisión tomará la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, quien este martes mantendrá un encuentro con los presidentes de bloques de la Cámara Alta para replicar la propuesta de Diputados.

En ambas cámaras todavía no manejan un criterio definido para determinar quiénes recibirán pasajes y quiénes un adicional por movilidad. Una idea probable consistiría en trazar una línea entre aquellos legisladores que viven a más o menos 300 kilómetros.

Cabe destacar que el sistema actual del Congreso establece que todos los representantes parlamentarios cuenten con 40 tramos para utilizar (20 aéreos y 20 terrestres). Dentro de este universo, existe un monto determinado de tramos que en caso de no utilizarse pueden ser cambiados por dinero en efectivo.

De esta manera, al realizar este canje los legisladores todos los meses cuentan con un adicional a su sueldo, entre pasajes aéreos y terrestres, de $40.000 mensuales, no remunerativos, en conceptos que no están destinados necesariamente a la labor legislativa.

El año pasado, en la Cámara de Diputados una resolución firmada por Monzó aumentó los montos de los tickets y a partir de julio de 2017 el valor del tramo aéreo pasó a $1.350 mientras que el terrestre a $650. En ambos casos se consideró como referencia el valor de los pasajes entre Buenos Aires – Córdoba.

La fecha límite para canjear los pasajes de cada año corresponde al 31 de diciembre del año en cuestión (RP N° 500/2017).

Hasta septiembre de 2017 este mecanismo funcionaba con “aerocheques”, es decir los legisladores disponían de una cuponera impresa. En la actualidad, deben ser gestionados de forma online por medio del Sistema de Administración de Pasajes para Diputados y Autoridades según la resolución N° 2017/0569.

La polémica

El conflicto surgió tras un informe que publicó la organización Directorio Legislativo sobre el uso que los Diputados Nacionales hacen de los pasajes que tienen asignados mensualmente para ejercer sus tareas de representación.

De la investigación se vislumbró que los diputados que representan a la provincia de Buenos Aires y a la Capital Federal son quienes hacen mayor uso de este mecanismo, representando casi la mitad del total de los pasajes canjeados para 2017.

Asimismo, según el informe en el 2017 el total canjeado creció en un 41% respecto del 2016. No sólo se duplicó su valor total (de 965 a 2.000 pesos) sino que también la cantidad de tramos que los Diputados canjearon creció un 13%, pasando de 58.488 a 66.016.

De esta manera entre los top five, aparecen e Elisa Carrió (CC), Alberto Roberti (PJ), Nilda Garré (FpV), Paula Urroz (PRO) y Miguel Bazze (UCR) que en 2017 canjearon pasajes por sumas entre $ 340 mil y $ 355 mil.

Lo que dejó a la vista es que el beneficio no es utilizado por muchos legisladores con el fin que fue creado sino que para varios sirve para inflar un sueldo que ya de por sí es alto, rondan los $120.000 en mano.

El caso de los legisladores fueguinos

En cuanto a los diputados por la provincia de Tierra del Fuego, según el informe representan sólo el 1,4% del monto total de canjes, tomando en cuenta a los legisladores con mandato cumplido al 10 de diciembre de 2017 y los que asumieron a partir de esa fecha, luego de las elecciones legislativas de noviembre.

De los seis parlamentarios fueguinos, quien más dinero percibió por canjes de tickets aéreos y terrestres fue Oscar Martínez (mandato cumplido), con un total de $162.355.

Por su parte, Gastón Roma (PRO) no realizó canjes por pasajes aéreos, aunque sí $78 mil en terrestres. En tanto, el recién llegado Héctor “Tito” Stefani (PRO) recibió $21.300, Martín Pérez (FPV) $76.840, Matías Rodríguez (FPV) 87.740 y Analuz Carol $49.490.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here