Chef. Gerente de GDS catering (Gastronomía del sur). Productor y Conductor de TV: "La Cocina con Luis". TV Pública Fueguina.

La Pascua es una de las celebraciones más importantes del mundo cristiano y judío. Y en ambos pueblos existen tradiciones relacionadas con los alimentos. En la tradición cristiana, la Semana Santa es la conmemoración de la pasión, muerte en la cruz y resurrección de Jesús. Comienza el domingo de Ramos y finaliza el Domingo de Resurrección. Durante esa semana los cristianos siguen la tradición de no comer carne roja el Viernes Santo. Aunque en ninguna parte de la Biblia dice que no se pueda comer carne, los cristianos la evitan ese día. La Iglesia Católica establece que ese día sea un día de ayuno y abstinencia de carne, como manifestación de luto y penitencia. Los cristianos reconocen que “es una tradición”, “es una forma de recordar el Viernes Santo, el día que Jesús murió, es hacer un sacrificio y unirse al sacrificio de Jesús por nosotros”.

Para la tradición judía, en la Pascua o Pésaj, hay ciertos alimentos que evocan la salida del pueblo judío de Egipto, símbolo del paso de la esclavitud a la libertad. Durante la semana del Pésaj, no puede consumirse ningún alimento hecho con levadura y sus derivados, como pan, empanadas, tortas, pastas o galletitas. En su reemplazo se utiliza un pan ácimo (sin levadura) llamado matzá. Esto se debe a que, de acuerdo a la tradición, en la precipitada huida de Egipto no hubo tiempo para que el pan terminara de leudar. También se consumen hierbas amargas con algún vegetal -apio, perejil o papas hervidas-, y jarosét -una mezcla espesa de manzana y nueces molidas, con vino y canela-, y un huevo hervido o asado.

A falta de carnes rojas y levaduras buenos son los pescados

Más allá de a qué tradición litúrgica pertenezcas, la Semana Santa es una excelente oportunidad para consumir pescado, un producto que tiene grandes beneficios para la salud.

A continuación prepararemos una receta para que todos puedan disfrutar de los beneficios de los pescados, en el tiempo del año que quieran.

La empanada gallega es una de las joyas de la gastronomía. Una receta de origen Español que se ofrece en los municipios de Galicia en las ocasiones de fiesta, cuando está correctamente elaborada y con ingredientes de calidad, puede considerarse todo un bocado gourmet. Aunque existen multitud de versiones, la empanada gallega tradicional suele estar rellena de atún y pimientos. La receta que hoy quiero compartir incluye una variedad de pescados fáciles de conseguir.

Empanada Gallega

Ingredientes

Para la masa:

  • Harina leudante 300 grs
  • Manteca pomada 70 grs
  • Pimentón
  • Sal
  • Agua 100 cc
  • Aceite de oliva 50 cc

Para el relleno:

  • Sardinas en aceite 1 lata
  • Atún al aceite 3 latas
  • Pescado fresco 500 grs
  • Cebolla 4 unidades
  • Morrones rojos 2 unidades
  • Tomate perita 3 unidades
  • Huevos duros 4 unidades
  • Aceite de oliva c/n
  • Orégano seco 1 cda
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil

Preparación

Para la masa: Poner la harina y la manteca blanda en un bol, agregar un chorro de aceite de oliva, agregar una buena cucharada de pimentón y sal. Amasar incorporando agua a temperatura ambiente. Dejar descansar 20 minutos tapada con un repasador a temperatura ambiente.

Para el relleno: rehogar la cebolla en aceite, agregar el pescado fresco cortados en cubos y cocinar durante 5 minutos más, retirar y poner en un bol. Agregar el morrón asado al horno cortado en tiras, el tomate perita triturado, el atún, la sardina (ambos escurridos) y mezclar bien. Agregar el orégano, el huevo duro picado y el perejil. Ratificar el sabor y si es necesario salpimentar.

Cortar un poco menos de la mitad de la masa y estirarla para cubrir el fondo y los laterales de un molde apenas aceitado y enharinada. Volcar el relleno y taparlo con la masa restante. Hacer el repulgue, pintar con un huevo batido y llevar al horno.

Hacer perforaciones con un tenedor para que respire. Llevar al horno previamente precalentado al máximo y cocinar hasta que la masa esté crocante.

La nutricionista dice:

Consumir pescado (al menos dos veces por semana) ayuda a prevenir casos de anemia y desnutrición. Contienen proteínas de alta calidad, así como minerales, hierro, zinc y ácidos grasos como el Omega 3. El pescado ayuda al buen desarrollo de los niños y fortalece el sistema inmunológico. En los adultos ayuda a prevenir y a disminuir el colesterol elevado, enfermedades coronarias, favorece la regeneración de tejidos, así como la cicatrización de heridas. El pescado es muy saludable, de fácil digestión, preparación sencilla y variedad de recetas para todos los gustos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here