Periodista de Tierra del Fuego.

Uno de los temas que se instaló en los primeros meses del año, tal vez por la iniciativa del ejecutivo nacional o del mismo presidente Macri que a pesar de no estar de acuerdo con el proyecto, según sus propias palabras, instó a que se debatiera el proyecto sobre la despenalización del aborto.

En la provincia no pasó inadvertido el tema, es más, los medios nos hicimos eco de lo importante que significa una ley de estas características y abrimos el debate también acá, los distintos referentes políticos y sociales empezaron no solo a opinar sino a cuestionar a aquellos que opinaban distinto. Típico nuestro, muchas veces en lugar de defender y fundamentar una postura es mas fácil criticar la del otro.

Pero vayamos repasando las distintas posturas, la primera mandataria Rosana Bertone mantuvo la postura que le conocimos cuando ya en otras oportunidades se habló del tema y ella ocupaba lugares en las cámaras, es decir que se opone al proyecto y cuando le preguntamos fundamentos uso los mismos que la Conferencia Episcopal Argentina. En la cual se reconoce “la dignidad humana desde el comienzo de su concepción” y se propone un debate serio donde todas las voces sean escuchadas.Declaración Episcopal

El presidente del parlamento fueguino Juan Carlos Arcando al ser consultado dijo mantener una postura PRO-VIDA y en su cuenta de Facebook dejó un mensaje de la Madre Tereza de Calcuta, “Para mi las naciones que han legalizado el aborto, son las naciones más pobres”.

Otro de los que se sumó al debate casi con la misma postura es el Senador Julio Catalán Magni quien se refirió al tema de la siguiente manera “En lo personal y como persona creyente estoy a favor de la vida. Del bebé y de la madre. En todas sus expresiones y sentidos. Creo también que el tema de la despenalización involucra a los 3 poderes, no solo el legislativo. Hay que contemplar los tiempos de resolución por parte de la Justicia de los casos traumáticos y conflictivos donde sea necesario abordar. Más allá de eso, escucharé en el Congreso las distintas posturas y con ese respaldo de conocimiento tomaré una postura a la hora de votar.

Es decir que casi todo el arco político provincial tiene la misma postura, mientras que desde el sector de “La Cámpora” que conduce la municipalidad de Ushuaia la postura es inversamente opuesta.

Laura Avila, quien está a cargo de la Secretaría de la Mujer en dicho municipio planteó el tema como “Un debate sobre la salud pública” y agregó “Todo lo que sea con legalizar el tema, no quiere decir que alguien esté obligado a abortar”. “Estamos hablando de garantizar a la que quiera hacerlo que no muera en el intento por hacerlo de una manera clandestina”.

Acerca de la posición del jefe municipal, aclaró que “el intendente es respetuoso de todas las opiniones, está a favor del debate respetuoso yo tengo mi opinión y creo en la autonomía de la mujer”.

Hay una realidad y es la que vivimos hoy, la criminalización del aborto empujó a muchas mujeres a que la solución sea clandestino, sentenció acerca del origen de la causa.

Sobre la posición de la Iglesia, sostuvo que en este caso no se puede tener en cuenta. Soy respetuosa de las creencias pero no creo que deba tener injerencia al respecto. Con la legalización del aborto no decimos que todas puedan abortar sino que las mujeres tengan acceso gratuito y que no lleguen a la muerte. Es un debate sobre la salud pública”.

Matías Rodriguez, Diputado Nacional y que responde políticamente al mismo sector adelantó que Desde el bloque voy a acompañar que la mujer tenga el derecho a decidir sobre su salud. Hay que profundizar el debate y festejo que se haya tomado el tema hasta en los medios”

También es importante destacar las posturas de las mujeres que se agrupan en distintas organizaciones sociales y algunos sindicatos que ya marcaron su postura al respecto, e inclusive con una marcha para el jueves 8 de marzo por el día de la mujer y con el lema: “Las mujeres paramos el mundo, Por el aborto legal”

El tema, sin dudas es de los más importantes que van a llegar al parlamento este año, claro si el arco político se anima.

De una vez por todas tenemos que animarnos a plantear temas que son de discusión pública con posturas totalmente opuestas, aprender a escuchar al otro aunque piense diametralmente opuesto, defender lo que creemos sin desmerecer al que está en frente por su creencia u origen cultural.

Y lo más importante, saber que en democracia, al final, cuando llega la hora de decidir hay que votar y como dice la jerga popular los votos se cuentan de a uno y habrá un ganador.

¿Sabremos respetar ese resultado?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here